Recicla o reutiliza

Una vez que llega el momento en el que una botella de vino llega a su fin, comienza un nuevo ciclo para ese recipiente de vidrio.

Es aquí cuando el consumidor tiene la capacidad de decidir  su futuro: que se convierta en un residuo durante más de mil años, que sea otro recipiente reciclado para seguir siendo útil, o convertirlo en un objeto de nuevo uso con su reutilización.

En caso de que os animéis para esta última opción podreis desarrollar vuestra imaginación, y para ello os comento una forma casera de cortar el vidrio:

1- Atar un trozo de hilo de algodón empapado en alcohol por donde queramos cortar la botella.

2- Encender el hilo, y cuando se apague rápidamente colocar la botella en agua fría. De esta forma por la diferencia térmica se cortará.

3- Posiblemente necesitemos luego limar alguna aspereza para no cortarnos. Para eso utilizá una lija suave al agua.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s