El vino perfecto

Hoy en día, todo (incluyendo personas) trata de llevarse a la perfección, al nº 10, a la puntuación 100 o a la excelencia. Un estado fijado como objetivo para satisfacer la felicidad.

Mientras los cuerpos intentan ser de 10, los vinos lidian por obtener ese número que lo identifica como el “mejor”. Críticos como el estadounidense Robert Parker son los encargados de revelar al mundo cuales son estos “vinos perfectos” para lo cual cumplen una serie de requisitos.

Pero, ¿realmente estos requisitos son los mismos que los nuestros? Existen momentos en los que un buen vino se compone de un buen color, aroma o nivel de astrigencia, por supuesto. Pero también hay otros elementos como puede ser una buena compañía con quien degustarlo o un simple aroma de perfume, que son realmente el verdadero criterio para medir el nivel de satisfacción que nos proporciona.

De esta forma, os animo a no catalogar la vida con simples puntuaciones o medallas, a pesar de que ésta sea la única forma de obtener el orden usado hasta el momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s